¿Es AL-ANON para usted?

A millones de personas les afecta el exceso en la bebida de alguna persona allegada. 

Las veinte preguntas siguientes están destinadas a ayudarle a usted a decidir si necesita o no de Al-Anon.

  • ¿Se preocupa usted de cuánto bebe otra persona?
  • ¿ Tiene usted problemas económicos a causa del beber de otra persona?
  • ¿Miente usted para encubrir que otra persona bebe?
  • ¿Cree Usted que si el bebedor le amara dejaría de beber para complacerle?
  • ¿Cree Usted que el comportamiento del bebedor lo causan sus compañeros?
  • ¿Se alteran con frecuencia las costumbres o se aplazan las horas de las comidas a causa del bebedor?
  • ¿Hace usted amenazas tales como: “Si no dejas de beber te abandonaré”?
  • ¿Cuándo da usted un beso de bienvenida al bebedor, Trata discretamente de oler el aliento de éste?
  • ¿Teme usted disgustar a alguien por miedo a incitarle a que se emborrache?
  • ¿Se ha sentido usted ofendido o avergonzado por el comportamiento de un bebedor?
  • ¿Le parece a usted que todas las fiestas se estropean a causa del exceso de bebida?
  • ¿Ha pensado usted en llamar a la policía para pedir ayuda por miedo al maltrato?
  • ¿Se sorprende usted a sí mismo buscando licor escondido?
  • ¿Viaja usted a menudo en automóvil con un conductor que ha estado bebiendo?
  • ¿Ha rechazado usted invitaciones sociales por temor o ansiedad?
  • ¿Se siente a veces fracasado cuando piensa en todo lo que ha hecho por controlar al bebedor?
  • ¿Cree que si el bebedor dejara de beber, los otros problemas de usted se resolverían?
  • ¿Amenaza usted alguna vez con herirse para asustar al bebedor?
  • ¿Se siente enojado, confuso y deprimido la mayor parte del tiempo?
  • ¿Cree usted que no hay nadie que comprenda sus problemas?

Si ha contestado sí a tres o más preguntas, Al-Anon o Alateen quizá pueda ayudarle a usted.

Espacio para miembros